Samuel Silva

Recuerdo que en mi época escolar garabateaba todos los libros con bolígrafo, y de esta manera fue como empezó este artista, Samuel Silva, un abogado portugués que se toma esto como un hobby.

Su herramienta, el bolígrafo, y el resultado, una colección de verdaderas obras de arte a las que dedica entre 10 y 60 horas.

Sus obras, que podrían confundirse con fotografías, están realizadas con bolígrafos estándar de colores, que al entrelazar sus trazos dan como resultado una gran variedad cromática. Por ejemplo, el retrato de “La Muchacha de Pelirrojo”, donde usó siete bolígrafos de diferentes tonalidades vibrantes.

A pesar de no considerarse el bolígrafo como una herramienta pictórica, muchos jóvenes experimentan con él, dando unos resultados envidiables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s